Blog

LOS ÁNGELES Y ARCÁNGELES

Hace unos días me preguntaba un amigo:
-“José, ¿tu sabes que diferencia hay entre un Ángel y un Arcángel? Tu lo tienes que saber, tu que estas siempre con las cosas de Iglesia”
-“uff!!!, hombre, pues… haber como te lo explico”:

Los arcángeles son criaturas puramente espirituales, incorpóreas, invisibles e inmortales, (aunque en el arte los han plasmado rubios, altos, guapos, con alas y túnicas); son seres personales dotados de inteligencia y voluntad que están al servicio de Dios, y que al igual que nosotros fueron creados para vivir eternamente felices en la gloria de su Creador. Son seres extraordinarios, que viven guardando a personas a quien confío Dios grandes misiones. No es un cuento de ciencia ficción es realmente el profundo amor de nuestro Dios que nos dio vida eterna y vida para ser muy felices.

Son los mensajeros enviados por la Divinidad a la humanidad en el cumplimiento de la misión de salvación para todos los hombres. Ofrecen sustento e inspiración espirituales, nos suministran las herramientas necesarias para nuestro desarrollo espiritual. Nos ofrecen la cualidad más elevada de ayuda y amor cósmico, nos dan Luz y Fuerza para guiarnos de vuelta al poder de nuestro interior a través del cual podemos convertirnos en cocreadores con la Fuente. Son protectores del colectivo humano y nos muestran la realidad sin límites de la Divinidad. Esto es una verdad de fe.

Y la diferencia entre ángel y arcángel:
En el Cristianismo, Protestantismo, Testigos de Jehová y Adventistas, Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mormones) y otras iglesias, los arcángeles son una categoría superior a los ángeles en el nivel jerárquico. Constituyen uno de los nueve coros de la jerarquía angelical. Pertenecen a la tercera jerarquía al igual que los ángeles propiamente dichos y los principados. Los arcángeles tiene un rango mayor que los ángeles porque reciben ordenes directamente de Dios para las misiones más importantes en relación a los hombres, son también llamados “Mensajeros de Dios” y lo vemos claramente en el libro de Tobías de cómo Dios nos muestra su amor a los hombres manifestado en el misterio de los ángeles.
Los arcángeles fueron creados por Dios para cuidar los países o naciones y como lo indica el prefijo “arc”, que significa superior, se podría traducir como “Ángel superior”. Para la Tierra son importantes Gabriel, Miguel, Rafael y Uriel – la terminación “el” los identifica como enviados de Dios-. Los ángeles son los que tienen contacto con los asuntos terrenales y de los hombres, por lo que sirven de mensajeros celestes. Como estos son los más próximos a la humanidad, manifiestan la protección de Dios a los hombres de la Tierra.
Los ángeles, en cambio, son los que se preocupan de los asuntos terrenales y de los hombres, por lo que sirven de mensajeros celestiales. Están más cerca de las cosas terrenales. Un ángel es un ser también creado por Dios cuyos deberes son asistir a los hombres, darles la protección divina en la Tierra y además servir a Dios.
La Iglesia se une a los ángeles para adorar a Dios, invoca la asistencia de los ángeles y celebra litúrgicamente la memoria de ellos.
Ángeles hay muchos, especialmente el Ángel de la Guarda o Custodio, que sería el que nos tiene preparado Dios a cada uno de nosotros para protegernos.
“Cada fiel tiene a su lado su ángel como protector y pastor para conducirlo a la vida” (San Basilio Magno).
La Biblia indicaría que hay siete Arcángeles, aunque se menciona el nombre de sólo tres. Los nombres de los otros cuatro arcángeles se encuentran descritos en textos apócrifos, como el Libro de Enoc (que es canónico para la Iglesia Copta), el cuarto libro de Esdras y en la literatura rabínica.
También se les suele llamar los siete magníficos.
Rafael, Barachiel, Saeltiel, Jehudiel, Uriel, Gabriel y Miguel.

Iglesia Católica
La Iglesia Católica reconoce sólo a los tres arcángeles que tienen nombre y que se encuentran en la Biblia: Miguel, Gabriel y Rafael, cuya festividad es el 29 de septiembre.
Cada uno tiene atributos distintos, según su papel en los relatos bíblicos, tanto del Antiguo, como del Nuevo Testamento.
Miguel, jefe de los “ejércitos de Yahveh”, para luchar acompañado de un arcángel que pasaría del bando del mal al bando de la luz para luego mandarlo nuevamente al inframundo contra Lucifer. Se le representa con armadura o con la balanza del Juicio Final. (Apocalipsis 12:7-9).
Gabriel, mensajero celestial, por anunciar a la Virgen María el nacimiento de Cristo. Se le representa con un mensaje escrito y/o una flor blanca. (Evangelio según Lucas 1:11-20; 26-38).
Rafael, protector de los viajeros, de la salud y del noviazgo, por su misión desempeñada durante el viaje de Tobías, narrado en el libro bíblico homónimo. Se le representa con un bastón de viajero y un pescado. (Tobit 12:6, 15).

Iglesia Copta
En el caso de la Iglesia Copta, además de reconocer a San Miguel, San Rafael y San Gabriel, esta Iglesia reconoce también a un cuarto arcángel; San Uriel (“Llama o fuego de Dios” o “luz de Dios”). Este ángel aparece mencionado en el Libro de Enoc, el cual es considerado un libro canónico para esta Iglesia. El resto de las iglesias lo consideran un libro apócrifo. Representado con una espada de fuego en el jardín del Edén. Fue el encargado de expulsar a Adán y Eva del Paraíso. Combate el espíritu de la ira, del odio y la impaciencia, poniendo en el corazón las virtudes de la dulzura, benignidad, paciencia y mansedumbre.
San Barachiel, (“Bendición de Dios”). Nos protege de caer en el pecado capital de la pereza y la mortal caída en la tibieza e indiferencia. Nos aporta el Don de la Conversión y la fortaleza y entrega total en sostener la vocación a la que nos llamó el Padre Dios. Se lo representa portando un canastillo lleno de flores y frutos preciosos (los frutos de la vocación cumplida). En su mano porta el Ritual de las Bendiciones.
San Saeltiel, (“Plegaria de Dios”). Combate el espíritu de la intemperancia, los vicios, el pecado capital de la gula y de la embriaguez, troncándolo en el verdadero Gozo espiritual de vivir en Dios (en clima de Oración, en el Estado de Gracia, en unión con Dios).
San Jehudiel, (“Alabanza de Dios”). Combate el espíritu de la envidia y de celos. Porta en su mano una corona. Derrama en nuestras almas la fidelidad a la Ley de Dios y de la Iglesia, y la Obediencia a las Divinas Disposiciones.

Islam
Para los musulmanes, los arcángeles no sólo son jefes de los ángeles, sino que son los jefes de los “departamentos” o misiones especiales que Dios les ha encomendado. Además de Miguel, Gabriel y Rafael, consideran a otros siete, por lo que en el islam son diez y no siete arcángeles, aunque ven como al más importante a Gabriel y no a Miguel.
Cabe destacar a Azrael, que es el arcángel de la muerte. Este Ángel al servicio de Dios, tiene una de las misiones más especiales, no para traer desgracias o pesares sino para traer paz y tranquilidad a las almas que se encuentran en el estado de transición de la vida a la muerte.

En la grandeza de las tareas confiadas a los siete arcángeles, nosotros podemos reconocer el poder que Dios les ha dado y la importancia de invocar su ayuda. Aquel que los honra, honra también a su Reina, a María Santísima, y obtiene una eficaz ayuda en la lucha contra los siete pecados capitales, (lujuria, pereza, gula, ira, envidia, avaricia y soberbia).

-“Querido amigo, espero que después de haberme documentado un poquito, ahora los dos lo tengamos más claro”.

José Manuel Montagud Domínguez

One Reply to “LOS ÁNGELES Y ARCÁNGELES”

  1. Muchísimas gracias por este articulo, me ha sido de mucha utilidad el leerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú principal x
Abrir chat
1
Hola, ¿podemos ayudarte?
Pincha en el botón y te atendemos por Whastapp.
Nuestro horario de atención al cliente es de Lunes a Viernes de 9:30h a 13:30h. y de 16:30 a 19:30.
Sábados de 10h. a 13:30h.